Los burladores, otra señal de los últimos tiempos

En la Biblia, los burladores son los que optan por no creer en Dios y Su Palabra. Ellos dicen en su corazón: “No hay Dios” (Salmo 14: 1), y hacen lo que sea para para ridiculizar a los que siguen a Dios.     

¿Cómo describe la biblia un burlador? 

La Biblia tiene mucho que decir acerca de los burladores:
El burlador habla con burla y desprecio. Nada es sagrado para el burlador. El burlador piensa que es gracioso cuando alguien peca ( Proverbios 14: 9 ; cf. Filipenses 3:19 ), él toma el juicio de los pecadores ( Proverbios 19:28 ). El pecado y el juicio son comunes al burlador.
El burlador establece su burla sobre otras personas. El burlador le encanta reírse de las faltas de los demás, y muy poco de su propia. Le encanta tomar asiento y entretener a sus amigos con relatos de las deficiencias de otros hombres ( Proverbios 18: 8 ; 26:22).


El burlador es imposible de enseñar. El burlador no toma consejo, él solo cree en la revelación de su propia mente ( Proverbios 18: 1 ), (Proverbios 14: 6), . No sólo un burlador niega la reprensión, sino que también desprecia a cualquiera que intente corregirlo ( Proverbios 9: 8 ; 15:12). 

El burlador es orgulloso. El hombre orgulloso tiene tres nombres: orgulloso, altivo y burlador ( Proverbios 21:24 ).

El burlador va a juicio. Dios ha preparado un juicio para el burlador ( Proverbios 19:29 ).  Si estos no aceptan la reprensión, acabarán en desastre. (Proverbios 1:22-27.)
No podemos escapar totalmente de la presencia de los burladores. Jesús dijo a sus discípulos: Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.”(Juan 15: 18-19) Un cristiano debe estar siempre preparado para dar una respuesta a todo el que pide. Debemos predicar a Cristo (1 Pedro 3:15). Sin embargo, cuando las personas se convierten en burladores y rechazan la palabra de Dios, “debemos  “sacudir del polvo de nuestros pies “(Mateo 10:14; Marcos 06:11; Lucas 10:11).


Los burlones en  los últimos días

Una de las señales que marcarían los “últimos días” sería la presencia de “burlones”.
2 Pedro 3: 3,4 “sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.”
 Judas 1:18 “los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos”.
Sabemos por las Escrituras que la burla sólo aumentará a medida que se acerque la hora del regreso de Jesús (2 Timoteo 3: 1-5).

Los burladores siempre han estado y estarán presente en el mundo. Desde la época de Jesús hasta hoy en día estas personas han hecho lo posible por ridiculizar la palabra de Dios y los que la predican. NO podemos dejarnos intimidar por nadie, Prediquemos la palabra de Dios, sin miedo a nada. Dios se encargará de ellos.


Fuente: Tiempos Proféticos 

VOLUNTAD DE DIOS: INSUMO, PRODUCTO Y RECOMPENSA.

 La voluntad de Dios va más allá de hacer el bien por convicción personal, simple lógica o causa social. Pues, la buena voluntad de Dios se manifiesta por el convencimiento y la obediencia al Espíritu Santo. Viene de esa voz que guía a aquel que decide no hacer lo que su mente y corazón indica, sino aquello que tiene propósito en y para Dios. 

Cuando se hace la voluntad de Dios, “…haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos (1 San Pedro 2:15). Y no es simplemente por hacer el bien. Porque el bien por sí solo, no es más que un propósito individual y subjetivamente personal. No. Es que el poder de Dios se manifiesta cuando se hace su voluntad (ver Esdras 7:18).

La voluntad de Dios es que hagamos todo como si fuera para El y nos ordena dar gracias en todo (1 Tes 5:18) para que nuestro gozo permanezca para siempre en nuestro ser, en nuestro corazón (1 Jn 2:17).

En la Carta a los Hebreos (10:36), se muestran los ingredientes de la voluntad de Dios. En primer lugar, se necesita paciencia (como insumo). En segundo lugar, hacer la voluntad (el producto). En tercer lugar, se obtiene la promesa (la recompensa).

CONCLUSION: La voluntad de Dios la encontramos en Su Palabra. Haciendo lo que dice Su Palabra, hallamos su propósito. Cuando vivimos en su propósito, recibimos la felicidad. Y con la felicidad, nos llenamos de su gozo y su amor.

ORACION: Señor, enséñame el camino que no conozco. Muéstrame tu plan, porque no tengo control del porvenir, pero tú lo conoces como si hubiese ocurrido. Solo tengo una idea de este momento actual y heme aquí dispuesto a hacer tu voluntad y recibir sabiduría para comprender la  Promesa que en el  día de mañana tu me darás.


GENNYS AZAEL LORENZO
@GennysLorenzo
REPUBLICA DOMINICANA

¿TIENES ESPERANZA? ¿DONDE ESTA?

Al contemplar el amplio espectro de la naturaleza, ese engranaje perfecto que solo un arquitecto perfecto puede diseñar y mantener funcionando sin que nada se detenga, nos encontramos con la brisa que sopla. Sí, con ese viento que acaricia y también empuja.

¿Podría esto tener algún misterio? Es posible, como tantas otras cosas que no alcanzamos comprender tienen sus incógnitas. Pero, no menos cierto y evidente es que:

“Mientras el viento sopla, el molino no se detiene. Si respira, tienes esperanza y lo más importante: existe. Por tanto, la tierra gira y gira  y eres parte de ese movimiento glorioso”.
“Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió” (Hebreos 10:23). No es hora de mirar el inventario de tu pasado (por oscuro, feo y mal vivido sea), sino la potencia de amor presente que Cristo ofrece a tu vida hoy. En ese exceso de amor te dice: “Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto” (Eclesiastés 9:4).

GENNYS AZAEL LORENZO
@GennysLorenzo
REPUBLICA DOMINICANA

PUNTO DE INFLEXION, ¿EXISTE? EN LA FUNCION DE VIVIR.

 En las matemáticas, un punto de inflexión representa cambio en la curvatura, lugar donde se produce un giro inesperado. Sus causas son reales y comprobables. La vida la podemos ver, precisamente,  como esa curvatura.  
De forma cotidiana, podemos encontramos puntos de inflexión. Sí. Por ejemplo, en el instante en que una determinada situación deja de apuntar en el mismo sentido: cambia de sur a norte, o cuando pasa a ser la línea de quiebre de lo inhumado, doloroso y amargo a lo sensiblemente humano, de gozo y dulce. Ahí se producen inflexiones. Y tanto usted como yo lo hemos vividos o, siendo más extremista, es posible que lo estemos viviendo.
Todos los puntos de inflexión, dejan marcas selladas e inolvidables en nuestros recuerdos. Esos instantes hacen que las palabras enmudezcan y resulten insuficientes para describir los hechos o contar la historia. En otros términos, es la transición de lo confuso, oscuro e incierto a lo real, verdadero y Divino. Es la manifestación misma de la mejor de las funciones: La Función de Vivir.
Es precisamente en esa función, que podemos cambiar nuestras ofensas, el odio y la tristeza, por una versión simplificada y en dirección al plan de Dios: el perdón, el amor y la alegría.
Es tiempo de que el punto de inflexión del sufrimiento, la preocupación y la infelicidad, sea sustituido por la alegría de vivir, el gozo y la felicidad que Cristo da. Es tiempo de proponerlos cambiar los fracasos por éxitos abundantes, las calamidades por las bendiciones que recibimos cada día de Jesús. No es tiempo de quejas; es tiempo de agradecer al Creador.  
Es tiempo de descubrir quién puede cambiar nuestro punto de inflexión y adentre en la exploración de la gran Función de Vivir. El Salmos 114:8, da una respuesta poderosa que es capaz de convencer hasta aquel que nunca ha escuchado del poder del gran Yo Soy: “El cual [Dios] cambió la peña en estanque de aguas, y en fuente de aguas la roca”. Creyendo esto,  no vivirás postrado en el problema. En cambio, encontrarás el dueño todas las soluciones, habidas y por haber. Amén.  

GENNYS AZAEL LORENZO
@GennysLorenzo
REPUBLICA DOMINICANA