Titulo

VOLUNTAD DE DIOS: INSUMO, PRODUCTO Y RECOMPENSA.

 La voluntad de Dios va más allá de hacer el bien por convicción personal, simple lógica o causa social. Pues, la buena voluntad de Dios se manifiesta por el convencimiento y la obediencia al Espíritu Santo. Viene de esa voz que guía a aquel que decide no hacer lo que su mente y corazón indica, sino aquello que tiene propósito en y para Dios. 

Cuando se hace la voluntad de Dios, “…haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos (1 San Pedro 2:15). Y no es simplemente por hacer el bien. Porque el bien por sí solo, no es más que un propósito individual y subjetivamente personal. No. Es que el poder de Dios se manifiesta cuando se hace su voluntad (ver Esdras 7:18).

La voluntad de Dios es que hagamos todo como si fuera para El y nos ordena dar gracias en todo (1 Tes 5:18) para que nuestro gozo permanezca para siempre en nuestro ser, en nuestro corazón (1 Jn 2:17).

En la Carta a los Hebreos (10:36), se muestran los ingredientes de la voluntad de Dios. En primer lugar, se necesita paciencia (como insumo). En segundo lugar, hacer la voluntad (el producto). En tercer lugar, se obtiene la promesa (la recompensa).

CONCLUSION: La voluntad de Dios la encontramos en Su Palabra. Haciendo lo que dice Su Palabra, hallamos su propósito. Cuando vivimos en su propósito, recibimos la felicidad. Y con la felicidad, nos llenamos de su gozo y su amor.

ORACION: Señor, enséñame el camino que no conozco. Muéstrame tu plan, porque no tengo control del porvenir, pero tú lo conoces como si hubiese ocurrido. Solo tengo una idea de este momento actual y heme aquí dispuesto a hacer tu voluntad y recibir sabiduría para comprender la  Promesa que en el  día de mañana tu me darás.


GENNYS AZAEL LORENZO
@GennysLorenzo
REPUBLICA DOMINICANA
Con la tecnología de Blogger.