Titulo

Honra a Dios con tu vida

Los cristianos representan a Dios. Debido a este hecho es importante para todos los cristianos honrar a Dios viviendo conforme a su voluntad. A través de nuestras buenas acciones, nuestro buen testimonio, vamos a animar a los creyentes a vivir vidas piadosas.

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” (Romanos 12: 2).

Una vez que aceptamos el sacrificio de Cristo para el perdón de nuestros pecados, ya no pertenecemos a nosotros mismos; pertenecemos a Aquel que pagó el precio de nuestra redención.

“sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.“(1 Pedro 1: 18-19).

La sangre preciosa de Cristo … ¡Oh, qué precio tan grande Él pagó por usted y por mí. Ahora, Pregúntese si sus acciones reflejan a Cristo que murió por usted, o a satanás que quiere que te conforma con el mundo y una vida de rebelión contra Dios. El Espíritu Santo está trabajando continuamente en nosotros para ayudar a conformarnos a la imagen de Cristo y tenemos que escucharlo.

“sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.” (Romanos 13:14).

La tentación siempre vendrá, pero si nos mantenemos firmes en la Escritura y caminamos cerca de Jesús, la tentación no se convertirá en acción.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.” (Romanos 12: 1).

¿Cómo nos presentamos a nosotros mismos como un sacrificio vivo a Dios? Al honrar a Dios con nuestra vida. Hay muchas cosas que el mundo que no deberían estar presentes en la vida de un cristiano, por ejemplo: Un Lenguaje obsceno no honra a Dios, ni vestirse provocativamente. Los tatuajes y perforaciones en el cuerpo son deseos mundanos, las relaciones sexuales antes y fuera del matrimonio es pecado. Nuestros cuerpos son el templo de Dios y que pertenecen a él. No tenemos derecho a estropear estos cuerpos o hacer pecar una parte de nuestra vida.

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.“(1 Corintios 3: 16-17).

Dios mora en los cristianos y nosotros somos su templo. Dios ve lo que hacemos y puede escuchar lo que decimos.

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.“(1 Corintios 6: 19-20).

Si usted afirma ser un cristiano, comienza hoy honrándo a Dios con tu vida. Éfeso era una ciudad muy pagana. Los dioses falsos eran adorados y la mayoría de las personas no se preocupaban por el único Dios verdadero. No era tan diferente a la actualidad. Pablo escribió a los cristianos allí y les instó a honrar a Dios. Les recordó que antes de venir a Cristo pertenecían a satanás y vivían de acuerdo con las normas del mundo.

“Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.“(Efesios 2: 1-3).

Nosotros, al igual que los cristianos de Éfeso, una vez fuimos muertos en nuestros pecados mas vino Cristo y nos salvó. Pablo les recordó, que antes de venir a la salvación a través de Jesucristo ellos vivían de acuerdo a los deseos de la carne, pero al aceptar a Cristo, sus vidas debían ser cambiadas para honrarlo, no a satanás.




“Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo(por gracia sois salvos),” (Efesios 2: 4-5)

Los cristianos necesitamos alejarnos del pecado pasado y honrar a Dios en todo lo que hacemos. Cristo sacrificó su propia vida para que podamos vivir con Él eternamente. Ese hecho nos debe humillarnos y hacer que lo honremos con nuestra vida en vez de conformarnos a los caminos del mundo, que es gobernado por satanás.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe“(Efesios 2: 8-9).

Si usted reclama haber aceptado a Cristo, pero continúa en rebelión a Él, es posible que desee echar una mirada a cómo vives.

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.“(1 Corintios 6: 9-10).

“Absteneos de toda especie de mal” (1 Tesalonicenses 5:22).

“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:16).

Los cristianos deben ser una luz que brilla en la oscuridad del mundo, mostrando el camino a Jesucristo.



Hermanos, os conforméis a Cristo Jesús y no al mundo.

Honra al Señor tu Dios con tu vida.


Fuente: Tiempos Proféticos 
Con la tecnología de Blogger.